Inicio Tratamientos Tratamientos faciales Radiofrecuencia

Radiofrecuencia

Tratamiento Radiofrecuencia Facial

Mejora la calidad de tu piel y líneas de expresión aportando luminosidad, hidratación y firmeza.

¿Qué es? ¿Para qué está indicada?

Con el paso del tiempo, la piel pierde agua, pierde grosor, pierde elasticidad, originando las primeras líneas de expresión y/o arrugas faciales.

Indicada para el tratamiento de la zona facial, cuello y escote, mejora y corrige las líneas de expresión, aporta hidratación firmeza, consiguiendo de esta forma mejorar el estado general de nuestra piel.

La radiofrecuencia también se utiliza para optimizar y potenciar los resultados de otros tratamientos como la mesoterapia virtual, y tratamientos médicos estéticos.

¿En qué consiste? ¿Qué siente el paciente?

Es una técnica no quirúrgica, no agresiva y sin efectos secundarios.

Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que provoca un calor intradérmico y estimula los fibroblastos, mejorando la circulación sanguínea, consiguiendo la regeneración de colágeno, mejorando los tejidos y la elasticidad de la piel, a su vez, permite llegar a las capas más profundas de la piel.

El paciente siente un calor agradable, acompañado de maniobras de masaje.

Antes de empezar. Recomendaciones

Tener la piel bien hidratada y haber utilizado un producto específico para el tratamiento.

Seguir las recomendaciones indicadas por el profesional.

No realizar exfoliaciones, ni utilizar productos ácidos.

No exponerse al sol, utilizar protección solar alta.

Resultados

Desde la primera sesión se ven resultados inmediatos en la piel, firme, lisa, hidratada, luminosa, y con un efecto relleno y voluminizador en arrugas y líneas de expresión.

Los resultados van mejorando a medida que se alarga el tratamiento y desde el primer día se consigue un efecto flash, sin embargo, el verdadero resultado se ve a los 28 o 29 días cuando el colágeno logra una mayor activación.

Después del tratamiento

Continuar con las indicaciones proporcionadas por el profesional.

No realizar exfoliaciones, ni utilizar productos ácidos.

No exponerse al sol, utilizar protección solar alta.

Beber agua, dieta equilibrada y uso del cosmético indicado para el tratamiento.

Contraindicaciones

El tratamiento facial, no es recomendado para personas con telangiectasias, cuperosis, rosácea, herpes activos, lesiones cutáneas, dermopatías, procesos inflamatorios graves (tuberculosis, VIH, neoplásticos), acné activo.

Mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, portadoras de marcapasos o prótesis articulares tampoco pueden llevar a cambio dicho tratamiento.

Comparte este tratamiento

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.